Nacidas de un Deseo

  • Literario

This site uses cookies. By continuing to browse this site, you are agreeing to our Cookie Policy.

  • Nacidas de un Deseo

    La Bestia Negra
    Nacida de un deseo, me encuentro sola y vagando en un mar de oscuridad, azotada, maldecida, humillada. No lo entiendo, no logro comprenderlo, aunque nacida del deseo me muevo por instinto como las bestias en las llanuras, adopto formas terribles adecuadas a la imaginación. Soy lo que deseas que sea. Soy lo que tu mente aborrece y teme, seré lo que tu alma deteste, y fui lo que la humanidad llama envidia, fui el odio materializado sin forma.

    Mi deber está escrito, corriendo a través de los planos, me torne en espíritu y tornado en espíritu me torne en bestia. ¿Quién soy entonces? Recorro los sueños y destruyo las esperanzas. A lo largo de siglos he mancillado linajes enteros, así me lo dicta mi deber, así lo dicta el deseo por el que fui creada. Me acerco cautelosa a aquellos a la que fui destinada, yo les amo y les odio al mismo tiempo. Mi sola presencia les causa desgracias y por eso me aborrecen. No lo entiendo, solo fui creada para estar contigo ¿Por qué me rechazas?

    El odio genera odio, y cuando aquellos a lo que fui destinada comenzaron a temerme y odiarme, yo les odie. Pues antes les amaba. Sin derecho alguno fui privada de mi libertad, fui privada de mí deber, fui confinada a una prisión de plata. Allí mi odio creció, mi deber se convirtió en venganza.

    ¿Por qué la bestia blanca goza de libertad? ¿Por qué él si puede cumplir con su deber? No lo comprendo, no comprendo a la humanidad. Mi gemelo también nació del deseo. También tiene un deber. ¿Porque a mí me temen y me odian? ¿Por qué soy diferente? ¿Acaso mi deber no importa? Fui creado por la misma fuerza e intensidad que Narga y aun así él goza de libertad, de aprecio y de comprensión.

    ¿Por qué me odias? Y si mi odias ¿cómo no esperas recibir lo mismo de mi parte? No, quiero regresar a esa prisión circular plateada, no deseo privarme de mi libertad y de mi deber, no deseo ser atada por incomprensión. Aquellos que los humanos llaman Dioses se interponen también en mi camino. Deseo alcanzar a quien fui destinado, deseo rodearle y abrazarle. Pero no puedo, no puedo por más que quiero. Ahora no solo la bestia blanca se interpone. Una fuerza invisible me aleja de él. Una espada llameante, un peso intransigente, su sola mirada me consume, debo alejarme...

    ¿Por qué te interpones ante mí Dios de la muerte? Me arrebatas lo que deseo y lo haces tuyo. Sigo sin comprenderlo, la bestia plateada me aleja de los demás, no deseo volver, no. Pero nada puedo hacer, otra vez soy confinada, otra vez soy odiada y maldecida. Y Aquí me encuentro en sueño que no es un sueño en una prisión de plata. Mi odio crece y se acelera, la destrucción se abre paso. Mi deber me dicta venganza y represalia. No comprendo a la humanidad pues ellos no me comprenden a mí, destruiré a todo lo que me plazca. Deseo estar con ella ahora, pero la bestia blanca me lo impide, deseo estar con él, pero solo me humilla mientras retiene mis cadenas.

    No puedo aguantarlo… me desato furiosa, cansada. Iracunda, llena de odio, nunca más regresare a la prisión de plata, aunque eso signifique sesgar su vida. Algo en mi ha cambiado, a mi alrededor siento el cambio, a mi alrededor siento el poder que me dará la libertad… La colina de las espadas, el bastión de quien me ha enfrentado y ha ganado. Un poder distinto me rodea, no es la naturaleza de los hombres ni de sus Dioses. Me siento libre por primera vez… Pero aun así… debo cumplir mi deber, debo volver a verla una vez más. Soy la oscuridad no deseada, soy la bestia negra, nacida de un deseo…

    Nota: Pensamiento de de un personaje creado como un pnj que forma parte de la historia de un pj que lleve en ese entonces en un juego de Rol, despues pongo la siguiente parte.
  • Me gusta, todo lo que es literatura de ficcion me gusta y mucho.

    Solo que si son pensamientos de dicho personaje deberia de hablar en priemra persona sin referirse a un interlocutor, en este caso parece que le esta hablando a "Dios de la muerte".

    Eurmal wrote:

    ¿Por qué te interpones ante mí Dios de la muerte


    Yo lo hubiera escrito en primera persona pero referiendome a una tercera persona, no a una segunda persona (Cambiaria frases como "¿por que me odias?" a "¿Por que me odia?"

    En si, espero el siguiente fragmento :)
  • Muchas gracias Soyto, tendré en cuenta tus consejos, en la parte donde dices que parece que le habla al Dios de la muerte, efectivamente le esta hablando, supongo que no se entiende de primeras pero cuando dice que esta en la colina de las espadas, esta en el territorio de dicho Dios es como una interrogante de indignación hacia dicho Dios que tiene que ver con la historia en su conjunto, por el momento son como monologos y presentaciones.

    Love, no conozco ese lore, lo siento :p la buscare.

    ..................................................................................................................................................................................................................

    La Bestia Blanca

    Nacida de un deseo, me encuentro caminando en un haz de luz acompañado siempre de aquellos que debo proteger. Querido, recompensado, bendecido. Lo entiendo y lo comprendo, ese es mi deber. Nacido de un deseo con el instinto de las bestias, pero con el calor de la humanidad. Adopto las formas que amas adecuadas a tu imaginación. Soy lo que deseas que sea. Siempre estoy allí para ti, soy lo que tu mente agradece, soy lo que a tu alma regocija y fui lo que la humanidad llama comprensión, fui el amor materializado y sin forma.

    Mi deber está escrito, corriendo a través de los planos, me torne en espíritu y tornado en espíritu me torne en bestia. ¿Quién soy entonces? Recorro los sueños y protejo las esperanzas. A lo largo de siglos he protegido a linajes enteros, así me lo dicta mi deber, así lo dicta el deseo por que fui creado. Me acerco cauteloso a aquellos a la que fui destinado, yo les amo y les protejo al mismo tiempo. Mi sola presencia les hace ser plenos, les hace poder ser felices y por eso me aprecian. Lo entiendo, solo fui creado para estar contigo, alejare la oscuridad de ti, pase lo que pase.

    El amor se recompensa con amor, y cuando aquellos a lo que fui destinada comenzaron a amarme yo les ame, contigo me siento seguro y feliz ¿es un sentimiento humano? Quizá, pero no dejare que lo destruyan, no dejare que nada te pase, tu dolor es mi dolor, yo seré tu escudo. Sin derecho alguno la bestia negra quiso destruir lo que yo amaba, fui creado para repelerla, fui creado para combatirla y proteger a los que amo de ella. Y por ello, fue confinada y por ello me confine a mi mismo, para estar cerca de ellos, para cumplir mi deber. Desde el palacio circular de plata puedo estar con ellos.

    ¿Por qué la bestia negra desea dañarlos? ¿Por qué desea destruir a lo que amo? No lo comprendo, no comprendo a la humanidad tampoco ¿Por qué crear algo así? ¿Para luego encerrarla?. Mi gemela también nació del deseo. También tiene un deber. ¿Porque a mí me estiman y me aman? ¿Por qué soy diferente? ¿Acaso mi deber si importa? Fui creado por la misma fuerza e intensidad que Loptous y aun así ella es privada de su libertad, del aprecio y de comprensión. Pero mi deber me obliga a que así sea y aun así puedo sentir su soledad…

    ¿Por qué me odia? Y si mi odia ¿cómo no esperas recibir lo mismo de mi parte? No, quiero odiarte, pero deseas dañar a lo que yo amo, no deseo destruirte, pues no puedo, algo me lo impide, siento que somos iguales en cierto sentido. No pude proteger una vez lo que yo amaba y por ello murió, y por ello fui privado de él. El Dios de las espadas se interpuso y se lo llevo consigo, al menos esta seguro pero ya no podre verle, ya no podre protegerle, su dolor es intenso, pero lo ha olvidado. Su lazo conmigo se ha roto para siempre.

    ¿Por qué te interpones ante mí Dios de la muerte? ¿Por incumplir con mi deber? Me arrebatas lo que deseo y lo haces tuyo. Sigo sin comprenderlo, la bestia negra intenta alejarme de los demás, destruir lo que fui destinado a proteger. Pero nada puedo hacer, el ciclo se repite, las bestias son confinadas, son divididas, son selladas. Sigo siendo amado y apreciado, la protegeré a ella hasta el final de su efímera vida, como la de todos los humanos, el deseo que me dio forma así me lo dicta, te amo y te protejo. Y Aquí me encuentro en sueño que no es un sueño en el palacio de plata. Mi amor crece y se acelera, la protección se abre paso. Mi cuerpo de luz se forma en escudo. Mi deber así me lo dicta. Aun así sigo sin comprender a la humanidad, protegeré a aquellos a quien fue destinado. Deseo estar con ella ahora, no dejare que la bestia negra me la quite, no dejare que suceda lo mismo otra vez, deseo estar con él también, deseo protegerle aun cuando la retiene a ella.

    No puedo aguantarlo… la protección se debilita y ocurre la desgracia, la bestia negra se desata y da muerte a lo que más amo. He incumplido mi deber... Me siento cansado, pero me aferro a ella, debo protegerla. Siento que su vida se escapa, no puedo hacer nada. Algo ha cambiado, a mi alrededor siento el cambio, siento el poder que me dará la libertad… La colina de las espadas, el bastión del Dios de la muerte es la respuesta, la bestia negra se fortalece mientras yo me debilito, no es la naturaleza de los hombres ni de sus Dioses. Me siento impotente, pero aun así… debo cumplir mi deber, debo estar con ella pase lo que pase, no dejare que nada te suceda nunca aunque eso signifique desaparecer. Soy la luz deseada, soy la bestia blanca, nacida de un deseo…
  • Me ha gustado la confusión de ambos personajes, pareciese que les han impuesto algo que deben hacer pero a la vez eso les perturba por las decisiones o sucesos que han tomado, ya te dije que opinaba de como escribes deberías hacerlo más seguido. ^^