¡los huecos de las piedra primigenias desaparecido?