[JUEGO DE ROL] Juego

    • Literario

    Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando en este sitio, estás acordando con nuestro uso de cookies. Más información

    • [JUEGO DE ROL] Juego

      Prólogo



      La lluvia descendía lentamente y teñía de un tono grisáceo la brillante ciudad de Siela., los blancos adoquines, que cubrían la practica totalidad de su superficie, resultaban especialmente peligrosos en días de lluvia. La superficie de estos era especialmente resbaladiza cuando aumentaba la humedad de la ciudad. La única forma de resolver este problema y de permitir que los transeuntes humanos pudieran circular por la ciudad consitia en una pequeña patrulla de Daevas menores que se dedicaban a embadurnar todas las calles con Serrin, para, posteriormente cuando la lluvia cesara, retirarlo y dejar de nuevo las calles impolutas.

      Apolotox era uno de estos "afortunados" Daevas, no le importaba especialmente que la lluvia le empapara mientras esparcía serrín por cada una de las calles que tenia asignadas, para el, estos días lluviosos eran especiales, en la ciudad había quietud, tranquilidad. La gente habia aprendido que si llovia era mejor intentar no circular por las calles hasta que estas estuvieran bien embarradas de serrin.

      Mientras se encontraba cerca de la entrada sur un desgarrador grito de angustia le hizo sobresaltarse. "Algun otro imbecil seguro que ha resbalado" pensó, alzo la vista y encontró tirado en el suelo a un pobre humano. Apolotox se alarmo, el humano estaba completamente cubierto de sangre y esta, evidentemente, no se debia como consecuencia de la caida. Sin tomar precauciones corrió hacia el falleciente resbalando a su vez en el trayecto.

      A gatas le alcanzó, y pudo contemplar al sujeto con mas detenimiento. Era una mujer de unos 20 años de edad aproximadamente, su rubio cabello debio ser hermoso pero estaba completamente embarrado y lleno de sangre. Sus vestiduras la identificaban como campesina, eran muy sencillas. Sin mediar pudor alguno la abrazo e intento incorporarla. La joven mujer abrió lentamente los ojos, en su rostro se leia que apenas le quedaban unos minutos de vida...

      - ¡Han vuelto!, - exclamó, su voz estaba rasgada por el dolor, gruesas lagrimas cubrian sus mejillas - Aluki... Alukina! ayuda! - y, de forma muy dramatica, la chispa de la vida desapareció de la mujer.

      Una lagrima resbaló por el rostro de Apolotox y se mezclo con la lluvia, poso lentamente la cabeza de la mujer en el suelo.. un sonido metálico sobresalto al pobre Daeva, la mujer portaba un artefacto extraño y metálico entre sus manos y este había caído al suelo cuando la presión sobre el mismo había cedido. El artilugio parecía uno de los que empleaban como arma en el gremio de tiradores, pero su forma y aspecto resultaban familiarmente extraños. Extrañado, volvio a mirar los inertes ojos de la pobre mujer, ¿Quien era esta criatura? ¿Que le habrá ocurrido?

      El mensaje ha sido editado 1 vez, última edición de [NICK]soyto ().

    • Capitulo 1

      Entrada de Malefor

      Acabas de llegar a Siela, la carta que recibiste días atrás te reclamaba en la capital con urgencia. Indicaba que debes presentarte ante Cudín, regente del gremio de tiradores y nada más. Así que aquí estas, dispuesto a cumplir con tu deber y de paso visitar la capital de la nación.

      Consigues llegar al gremio de tiradores pidiendo indicaciones a guardias y transeuntes, te han hecho esperar un largo rato en una salita pequeña decorada con un pesimo gusto y por fin te hacen pasar a la sala principal, donde el que presupones que es Cudín te espera en el centro de la misma, con una amplia sonrisa.

      - Bienvenido!, Tú debes ser Malefor, espero que tu viaje haya sido agradable.

      El mensaje ha sido editado 3 veces, última edición de [NICK]soyto ().

    • La cara de tu interlocutor de pronto se torna excesivamente seria.

      - Me alegro de que así fuera - Comenta con un exasperante tono irónico - Esperábamos que el hecho de que se tratase de una misiva urgente no fuese un gran inconveniente para que "su comodidad" se viera interrumpida.

      Tras pronunciar estas últimas palabras tu interlocutor se relaja, se le observa completamente cansado.- Discúlpeme, estos han sido unos días duros para todos. En breve Cudín le pedirá que se una a ellos. Esta en una reunión ahora mismo ¿sabe?. Dígamos que usted ha tardado mas de lo que habíamos esperado en llegar aquí y los acontecimientos parece que se han precipitado sin remedio

      El mensaje ha sido editado 3 veces, última edición de [NICK]soyto ().

    • Respondo con una sonrisa breve:

      - No ha de preocuparse, de todos modos ya temia que llegara tarde.

      Le veo tenso por la situacion, me acerco a el y le pido una explicacion rápida sobre la reunion, tratando de no ser impertinente

      - Digame, ¿podria darme alguna información del motivo de la reunion? No deseo ser impertinente pero lo visto en su actitud es algo importante y no una reunión ordinaria.

      Gracias @Lya
      :love: Amor eterno a los dragones :love: / Un jugador demonio, de la vieja guardia. :borg:

      El mensaje ha sido editado 1 vez, última edición de Dax ().

    • - Hace menos de una semana una mujer humana falleció cerca de la puerta sur. No hay nada extraño en que un humano muera pero.. - Te pronto se detiene y te observa, se da cuenta que es muy probable que su comentario te este incomodando debido a tu condición - Perdóneme, no estoy muy acostumbrado a tratar con humanos, ruego no lo tenga en cuenta.

      - ¿Por donde iba? ah, si, una mujer humana falleció cerca de la puerta sur, en sus últimas palabras dijo que algo había "vuelto" y menciono Alukina, ya sabe, el templo que hay en Beluslan. Todo esto podría haber pasado de largo, como una simple anécdota de una humana delirante en su lecho de muerte pero... - Se inclina hacia ti, como indicante que lo próximo que va a decir es relativamente secreto - En sus manos portaba un revolver etereo que no funciona con eter, si no con Idian. Por aquí no hemos visto nada igual en siglos. Por eso estas aquí, por si fuera obra tuya y tu tuvieras algo que ver en este entuerto.

      Tu interlocutor (Que aun desconoces su nombre) vuelve a su posición relajada, esbozando de nuevo una sonrisa. Sin duda percibes que su pose ahora es mas arrogante, como si el hecho de compartir un secreto contigo te obligara a que le dieras la razón y te confesaras culpable de cualquier crimen

      El mensaje ha sido editado 1 vez, última edición de [NICK]soyto ().

    • Me quedo estupefacto oyendole, no podria concebir nada asi, sus declaracionesm me inquietan profundamente.

      - ¿I...Id? ¿Co... como puede ser?...

      Apenas por la idea de ser culpable de algo que no hice me hace temblar, ya que estos delitos son gravemente castigados.

      - Es... espero que sea una broma.. no lo de la mujer humana claro, por Aion, que desgracia..

      Sigo paralizado, apenas se que decir, a la vez intrigado.

      Gracias @Lya
      :love: Amor eterno a los dragones :love: / Un jugador demonio, de la vieja guardia. :borg:
    • Vuestra conversación se interrumpe cuando entra en escena un joven Daeva de menos de un metro de estatura, se acerca a tu interlocutor el cual debe agacharse para que este le comunique algo al oido.

      No eres capaz de escuchar nada de lo que dicen, pero tu interlocutor de pronto afirma y el joven Davea da media vuelta y se aleja de vosotros por la puerta a través de la cual accedió.

      - Parece que Cudín ya puede atenderte. Por favor acompañame, y ruego que no divulgues nada de nuestra conversación.


      Atravesáis juntos el gran portón que tenia situado a su espalda y entrais en una sala especialmente oscura. Obseras a varios Daevas de pie junto a una mesa redonda. Sobre la mesa consigues ver el revolver etereo, tiene una forma extraña, de colores negros y dorados. De seguro no es de fabricación Daeva.

      Uno de los Daeva se adelanta a estrecharte la mano, es un Daeva alto de constitución sebosa.

      - Hola Malefor, es un placer tenerte entre nosotros, me presento, soy Cudín, regente del gremio de Tiradores de Siela. Entre nosotros tenemos a Cofirnax, regente del gremio de Templarios, Collindex, del gremio de clerigos, Corunter del gremio de Hechiceros y Keruruner, representante de la división ingeniera Shuga.

      Observas uno a uno a cada uno de los asistentes, Cofirnax es un Daeva alto y fuerte, embutido en una enorme armadura de placas. Collindex es una mujer gracil y bastante bella que viste una simple tunica blanca de seda. Corunter en cambio tiene un aspecto sombrio, porta una tunica negra y su cara es inflexible. Por ultimo Keruruner es un pequeño shugo cubierto de alajas de oro que te mira de forma impaciente.

      - Te hemos convocado aquí debido al revolver etereo que tienes sobre la mesa - prosigue Cudín - Desconocemos su origen y ha causado bastante revuelo entre todos nosotros. Sabemos que eres de los mejores ingenieros humanos de armas etéreas así que, si nos haces el favor, ¿Podrias inspeccionarlo?

      Recoges el arma sobre la mesa mientras sientes la atenta mirada de todos los presentes. Retrocedes la vista buscando al Daeva de la entrada, pero este se ha esfumado.

      El revolver es bastante pesado, sus lineas son suaves pero desconoces cuales son pueden ser sus materiales. Tu atenta y experta mirada reconoce un patrón en la empuñadura que te suena familiara los antiguos templos Run, pero nunca antes habias visto nada parecido.

      Durante unos 5 minutos contemplas el arma, sin poder llegar a comprender exactamente cual es el mecanismo interno que condensaria el poder del Eter a fin de efectuar el disparo. Espera, no es Eter.. es Idian... es algo todavía mas extraño.

      - Y bueno, ¿cual es su veredicto? - Te interrumpe Cudín.


      Mostrar Spoiler


      Aspecto del arma... aunque en la que os enseña Cudín esta mas envejecida y con una tematica dorada y negra


      El mensaje ha sido editado 4 veces, última edición de [NICK]soyto ().

    • Este revolver, no sabria decir de donde es, esta bien ornamentada pero es pesada, no sabria decir cuales son a simple vista, todos quieren vedericto, no quiero meter la pata, solo puedo verificar que sin duda, se parece un arma Run. -Dice pensando.

      - Se parece.... a un revolver Run, la empuñadura se parece mucho a su ornamentacion, si voy que es lo que usa.. supondria que funciona por Id, ya que irradia Id del disparo y del propio condensador.

      Reviso una ultima vez el revolver a fin de comprender los materiales, pero no logro saber cuales son, dejo el revolver en la mesa.

      - Lamento no saber de que esta hecho ni de poder proporcionar mas luz sobre esto, pero podria decir que se parece a un arma Run, pero que no les pertenece. -Digo duditativo, quien sea que sea su propietario sabia bien lo que hacia, esta arma es una joya, comparada con las nuestras -Digo pensando.

      Me callo para dar voz a los representantes de los gremios.

      Gracias @Lya
      :love: Amor eterno a los dragones :love: / Un jugador demonio, de la vieja guardia. :borg:
    • Tras escucharte, la cara de Cudín se ensombrece. Temeroso, se gira hacia Corfinax que esta esbozando una estupida sonrisa.

      - Ves, te dije que los Danuar tenían algo que ver, seguramente ellos sean los que han atacado Alukina - Arenga Corfinax a Cudín - Vamonos Collinedx, tenemos una guerra que empezar.

      Ambos salen por la puerta, Corunter esboza una muesca de desagrado, se acerca al revolver y, mirandolo con desagrado, comenta en voz baja. - Esta no es forma de manipular el id - Tras lo cual, pronuncia unas inteligibles palabras arcanas y desaparece de la estancia en un estallido de luces y colores.

      Keruruner se acerca a Cudín que se ha quedado cabizbajo, posando su peluda mano en su espalda comenta - Estos brutos no lo entienden Cudín, ni siquiera este humano creo que sea capaz. Los actuales Danuar no tienen el conocimiento para hacer esta obra de... arte!. Algo mas oscuro hay detrás de todo este asunto. Humano! - el shugo te dirige una mirada desafiante - has prestado una gran ayuda... "a la guerra" - Esto ultimo lo susurra en voz baja pero eres completamente capaz de percibirlo - Retorna a tu hogar. Nosotros nos encargaremos de este...

      - Espera Kuruner! - La exclamación de Cudín te sobresalta - ¡podemos recurrir a Cotlinir! Será arriesgado pero puede arrojar luz sobre este asunto.

      Notas como la mirada de Cudín se queda fija en ti, hasta Kuruner te esta observando, te sientes como si fueras una marioneta a la que van a utilizar.

      - Malefor, existe un Danuar llamado Cotlinir que reside en Hanarkand, es mas allá del campo de protección etéreo. Si le llevas el revolver quizás pueda darnos mas pistas de lo que ha sucedido en Alukina.
    • Me da la impresion que todos estan idos de la olla, ¿Quien me mandaria a mi meterme en este fregado? Deberia salir cuanto antes y volver a la aldea cuanto antes y proseguir con la perfeccion de los revolveres, al menos, la visita me ha permitido ver una obra de arte.

      - Lo lamento muchisimo señor, nada mas me agradaria aprender mas sobre el revolver, de veras, pero debo volver para proseguir con mis labores, tengan un buen dia.

      Salgo de la sala y cuando cierro la puerta suspiro, salgo del edificio para respirar el aire y contemplar el cielo para relajarme de los nervios de hoy y olvidarme rapidamente del episodio de antes.

      Contemplo el cielo y bajo la vista a las calle del gremio, aunque no dejo de pensar en el maravilloso revolver, miro la calle para buscar algun lugar, para comprar planos de revolveres e inspeccionar los ultimos modelos funcionales.

      Gracias @Lya
      :love: Amor eterno a los dragones :love: / Un jugador demonio, de la vieja guardia. :borg:
    • Para finalizar la jornada decides acercarte a la taverna local. Siempre han exaltado la calidad del agua miel Daeviano y esta parece el mejor momento para degustarlo y de paso calmar los nervios.

      El tavernero te sirve una buena pinta de agua mil pero antes de que puedas llevartelo a la boca y degustarlo unos gritos a tu espalda te hacen darte la vuelta. Un Daeva con gran coraza esta estampandole una silla en la espalda a otro Daeva vestido con una tunica verde. En fin, cosas de los Daeva, a ti que te dejen con tu agua mil, tus esquemas de revolveres y la tranquilidad de tu morada.

      Vuelves a repasar mentalmente las lineas del "revolver run" que te han enseñado, sin duda, es una gran joya y miles de ideas bullen en tu cabeza para nuevos diseños.

      Te llevas la jarra a los labios, es dulce y fuerte, sin duda no exageraban al indicar que era de las mejores de Atreia. Poco a poco, notas una embriaguez subiendo a tu cabeza... ¿Tan fuerte es? sientes como vas a perder el conocimiento e intentas incoroporarte, cayendo irremediablemente del taburate. Un pensamiento acude a tu mente antes de perder completamente el pensamiento. "Me han envenado".

      El mensaje ha sido editado 2 veces, última edición de [NICK]soyto ().

    • Capitulo 2

      Mostrar Spoiler
      Entra Myrcella en el juego



      Un odioso traqueteo hace que Malefor recupere el sentido. Siente como su cabeza le da vueltas. Los recuerdos de como habia sido envenenado le vuelven a su mente y se incorpora tan velozmente que el mundo le vuelve a dar vueltas.

      Sobreponiendose observa a su alrededor, se encuentra en la parte trasera de un carromato medio destartalado, este avanza a un ritmo lento por un camino empedrado. A lo lejos puede dislumbrar como se estan alejando de los confines del campo etereo.

      Malefor gira su cabeza a fin de vislumbrar quien dirige el carromato, se encuentra que a las riendas de un hermoso caballo blanco se encuentra una Daeva de aspecto infantil que le observa con asombro mientras canturrea una alegre canción (Nota: Nos referimos a Myrcella).

      Mostrar Spoiler

      A partir de aqui os dejo a los dos que hagais una conversación. @Hanna sabe bien cual es su transfondo en esta trama

      El mensaje ha sido editado 2 veces, última edición de [NICK]soyto ().

    • Uggg... mi cabeza... ¿donde estoy? - Digo pensando, mientras me incorporo rapidamente.. - Por Aion, todo me da vueltas... debe ser el veneno, seguro - Digo pensando. Miro al rededor, la caravana esta destartalada, es una sorpresa que se mantenga en pie, miro por la parte de atras y no salgo de mi asombro, estoy muy lejos del campo etereo protector y apenas se distingue en el horizonte.

      Uyyy, maldita sea mi mala suerte.. - Digo en voz baja.

      Me doy cuenta de que alguien canturrea, miro a traves sin que note mi presencia, busco mi Revolver etereo prototipo y lo pongo en mi mano y decido, con un el revolver preparado, cruzo la cortina, y mas asombro aun: una persona, diria que una chiquilla, esta llevando el carromato, sigo agarrando el arma con la mano escondida y me dirigo a ella.

      - ¿Quien eres tu y que hago yo aqui?

      Gracias @Lya
      :love: Amor eterno a los dragones :love: / Un jugador demonio, de la vieja guardia. :borg:
    • Dejo de tararear y esbozo una sonrisa al escuchar la voz de mi pasajero especial. Intentando no apartar la vista del camino, miro de reojo hacia atrás de vez en cuando para comprobar que se encuentra bien.

      - ¡Buenos días! me esperaba que despertaseis más pronto pero aquella jarra os dejó completamente cao. ¿Os encontráis mejor? ¿tenéis mareos? Puedo parar si así hace falta. -

      Por lo que mi vista podía llegar a percibir, no había dado con la respuesta que esperaba Malefor, por lo que continue hablando.

      - Mi nombre es Myrcella. Me hubiese gustado conoceros cuando estabais consciente pero llegué tarde, ya sabes... estos caminos no suelen ser fáciles para una caravana como la mía... Sin embargo, creo que os encontré en un buen momento, quizás os hubieran robado teniendo en cuenta el panorama que había cuando entré a esa taberna. - Sonrío levemente.

      ¡Gracias Lya! *----*
    • -Ugg... todo me da vueltas, mejor me siento... - Me siento cerca de la cortina, me pongo a pensar... -El veneno, esta carreta, esa chica, Myrcella, es... es... ¡la culpable!, si, no cabe duda.

      En cuando me siento un poco mejor, saco mi revolver, corro la cortina y apunto con el arma a Myrcella.

      - ¡Tu!, tu has sido la que me ha envenenado y secuestrado, dime, por que lo has hecho y que tramas.

      Mantengo el arma apuntando a su cabeza, -espero no tener que abrir fuego - digo pensando.

      Gracias @Lya
      :love: Amor eterno a los dragones :love: / Un jugador demonio, de la vieja guardia. :borg:
    • Intento permanecer seria pero no puedo evitarlo y empiezo a soltar una carcajada enorme.

      - No os preocupéis. No era mi intención haceros daño pero temía que si os decía por las buenas que vinierais conmigo, intentaseis huir. Vengo de parte de Cudín, por lo que soy totalmente inofensiva. A veces hago favores y me pillaba de paso llevaros ante Cotlinir. - Dejando de reírme y con una expresión más seria....- Sé que no debí engañaros y lo lamento profundamente, pero es realmente importante vuestra ayuda....

      Me quedo mirando cabizbaja el camino que estábamos cruzando sin poder evitar abstraerme en mis pensamientos.

      ¡Gracias Lya! *----*
    • - ¿Os llamaron esos chiflafos? Entonces estamos condenados, oiga, no quiero ahora ser impertinente, pero ¿no podria darme el so dichoso antidoto? -Digo precavido, guardando el revolver en mi funda pero lista para sacarla.

      Me siento detras de la cortina y vuelvo a pensar en ese revolver, debido a que ya nos dirimos a visitar a ese Run.

      - Sin duda hay algo que se me escapa... - digo en boz baja

      Gracias @Lya
      :love: Amor eterno a los dragones :love: / Un jugador demonio, de la vieja guardia. :borg: